12. Todo listo para el gran viaje

Era 5 de enero! Esa mañana era la más especial del año en Palacio. 

Desayunaban todos juntos, sin turnos.

Un desayuno espectacular que Gaspar tardaba días en preparar:

Decenas de fuentes de frutas, zumos de todos los colores y  la guinda del pastel: había 10 tipos diferentes de bizcochos y tartas para todos.

Olía tan bien!

Los Reyes estaban sentados en sus enormes sillas, presidían la imponente mesa del comedor y junto a ellos, cientos de pajes charlatanes y alegres los observaban.

-Queridos niños -Dijo Melchor – Habéis trabajado todo el año de manera impecable, habéis llevado el confinamiento increíble, nos encanta veros trabajar y jugar y ayudarnos tanto, que cada vez somos más mayores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.