Los beneficios de jugar a disfrazarse

Hola amigos,

Hoy queremos hablaros de algo que a nosotras nos encanta y que investigando, investigando…hemos descubierto que no sólo es divertido sino que además tiene muchísimos beneficios para nuestros peques. Se trata del juego de disfrazarse.

Nosotras, que somos absolutas defensoras de la fantasía y la imaginación, siempre hemos favorecido que nuestros hijos jueguen a disfrazarse. Pero la verdad es que lo hacíamos por el mero hecho de que a ellos les divertía mucho. Sin embargo, hemos descubierto que disfrazarse no sólo es divertido, sino que además es realmente beneficiosos para nuestros hijos.

Parece ser que psicólogos y pediatras de medio mundo avalan estos enormes beneficios que tienen los disfraces para los niños.

¿Queréis saber por qué? 

Pues os lo vamos a resumir en 5 beneficios fundamentales:

1- Impulsa la creatividad.

Meterse en la piel de un personaje lleva al niño a crear un fantástico mundo su alrededor, a jugar a ser el protagonista de una película que él mismo se va inventando sobre la marcha. Jugar a disfrazarse le ayuda a crear historias, personajes… Y sacar toda esa fantasía e imaginación que tiene es su interior.

2- Estimula el juego simbólico o de representación.

El juego simbólico es todo aquel juego espontáneo en el que los niños utilizan su capacidad de representación mental para recrear todo un escenario de juego. Mediante este tipo de simbolización podemos observar como convierten una escoba en un caballo o un palo en una varita mágica. Es ese tipo de juego en el que los niños hacen como si fueran papás o mamás u otras personas o personajes reales o imaginarias. 

Este tipo de juego es fundamental para el desarrollo cognitivo y emocional de cualquier niño. El juego de imitar, el de los roles, el hacer como si fuera, es el juego por excelencia de la infancia.

Los juegos de representación permiten la exteriorización de conductas aprendidas mediante la observación pero también estimulan el aprendizaje de nuevas. Además, facilitan la activación de habilidades y competencias socioemocionales, lo que aporta grandes beneficios en el proceso madurativo de los niños.

3- Desarrolla su empatía

Buena parte de las dificultades del niño para integrarse en la sociedad están asociadas a la empatía y a su desarrollo tardío o insuficiente. Disfrazarse es una invitación a ser otros, a sentir como otros y a entender los problemas de otros. Aunque pueda sorprender, el cambio de perspectiva que exige este elemento ha demostrado ser más eficaz que la mayoría de las terapias sociales.

4- Mejora sus habilidades comunicativas

Para los más pequeños, disfrazarse también significa entrar en contacto con un vocabulario, giros y códigos lingüísticos diferentes a los habituales, lo que tiene efectos muy positivos sobre sus habilidades comunicativas. Además, la resolución de los problemas y conflicto que puedan surgir les ayuda a mejorar poco a poco su dialéctica.

5- Ayuda a su desarrollo emocional

Disfrazarse es un método estupendo para que los niños expresen sus sentimientos. Por eso es uno de los recursos que más utilizan los terapeutas infantiles para ayudar a los pequeños a vencer los problemas de relación (como la timidez) y los miedos (a los perros, a los fantasmas…).

Esperamos que os hayan parecido interesantes esos beneficios que tiene el jugar a los disfraces y que a partir de ahora estimuléis este juego en vuestros peques.

Además de estos grandes beneficios, hay algo también muy interesante: El disfraz puede ayudarnos a descubrir cómo percibe el niño a los adultos que conviven con él. Observad a vuestro pequeño cuando se disfrace de papá o de mamá y actúe como tal. Probablemente os sorprenda la imagen que tiene de vosotros y os lleve a reflexionar sobre si la relación que mantenéis con él es buena o hay algunas cosas que debéis cambiar. También es bueno que os fijéis en cómo actúa si se disfraza de profesor o de profesora. Así podréis descubrir si se siente bien en su colegio o no.

Bueno, ahora os toca a vosotros ¿ A vuestros hijos les gusta disfrazarse? ¿Soléis estimularles para que lo hagan? i es así ahora ya tenéis más motivos para hacerlo.

Hasta pronto!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *